Héctor Albertazzi Leandro: energía y carácter afable

    Héctor es un joven lleno de energía quién ha adquirido un conocimiento notable en el cultivo de la palma aceitera y tiene una trayectoria respetable dentro de ASD. Inicialmente completó su grado de Ingeniero Agrónomo en la Universidad de Costa Rica y luego continuó con una maestría en manejo integrado de problemas fitosanitarios en la misma universidad. Su ligamen con el cultivo de la palma aceitera empezó en el año 1997 cuando hacía su tesis de maestría estudiando las relaciones entre la salud radical de la palma y la presencia de enfermedades como la pudrición del cogollo. Su talento no pasó desapercibido para la compañía y fue contratado en el año 2001 como investigador en el área de manejo fitosanitario.

    Debido a la experiencia que ya acumulaba fue llamado por la compañía hermana, Palma Tica, para que se encargara del programa de manejo integrado de plagas y enfermedades de esta empresa con varios miles de hectáreas de palma aceitera en Costa Rica y Nicaragua. Para el año 2007 ya era jefe de investigación para las plantaciones de la empresa localizadas en la zona sur del país.

    En el año 2008 fue traído nuevamente a ASD como jefe del departamento de producción de semillas y sus responsabilidades han ido en aumento gracias a su inteligencia, habilidad para aprender y administrar, y por qué no decirlo, a su agradable personalidad, expresada como una sonrisa que aflora fácilmente para todos aquellos que se aproximan para hablar con él. Recientemente, y debido a la salida del Ingeniero Sergio Mora (nota aparte), Héctor asumió más responsabilidades al quedar también a su cargo la Unidad de Procesamiento de Semillas.

    hector albertazzi

    Hector Albertazzi en el jardin genetico de ASD en Coto con un grupo de visitantes.